martes, 13 de noviembre de 2007

VOLVER A SER UN NIÑO


Estos días ya van pasando por televisión los inevitables anuncios de juguetes y me he dado cuenta que se va mejorando en el tema...a veces pienso cuál de ellos me pediría, de todos me ha gustado la Barbie que tiene un perro y un gato, les das de comer una galleta y acto seguido hacen la faena, e incluyen un recogedor de cacas poco práctico, la verdad, lo mejor es la bolsita negra. Luego el Uno, con el que juego con mis sobrinos, y siempre me ganan ellos, pero al dómino soy un crack. Me ha gustado la casita de muñecas de Lego, me la compraría...paso del tema de los puzzles, carezco de paciencia y de sitio para tenerlo parado. A mí me gustan los muñecos, esos a los que le das la comida, se resfrían, les pones el termómetro...eso, ya de mayor se me ha dado bien, debe ser porque de pequeña siempre tuve un muñeco, y la práctica influye.

En casa hemos sido cuatro niños, lo que significaba un buen dispendio en regalos, y por eso si pedía un muñeco de una marca determinada, pues me llevaban uno sin marca, pero mi madre me hacía trajecitos de lana y un capazo con sábanas y colchón y acababa siendo la envidia de mis comadres, que tenian el muñeco de marca pero sin esos conjuntitos tan monos.

Estaba el Hogarín, que nos trajeron unos tíos ricos y era para compartir con mis hermanas, eso creo. Un día de celos y rabieta una de mis hermanas pegó con cola todos los enseres de la cocina, los botes, las copas, los armarios dejaron de ser practicables y hubo un disgusto tremendo.

Estaba el Tente, que era lo que más me gustaba después de los muñecos, la contrucción de casas.

Luego la Nancy, a la que le corté el flequillo pensando que le volvería a crecer...

Mi hermanito era el ahijado de mi tía rica, lo cual le llevaba a ser el consentido, el que tenía los regalos más buenos...a él le compraron una bici, a las chicas nunca, y cuando mi padre se compró una bici de carretera, pues la compró de hombre, con aquel cuadro en medio de las piernas tan incómodo, así que nunca subimos a ella. Ahora la bici se pudre en el taller...

Le he preguntado a mi hermano cuántos Madelman tiene ahora de una colección que se compró, unos cuarenta me dice, los guarda en un armario, imaginen los cuarenta Madelman queriendo salir del armario...y por cierto, me ha dicho, el otro día en eBay ofrecían 3000 euros por el Madelman que me tiraste a la basura, y yo le he contestado: pues haberte ido antes de casa, hombre! y es que yo en un arrebato de limpieza y de mi manía de desprenderme del pasado,( yo era una punk-gótica-siniestra), para qué quería todos los juguetes, ya había zanjado el tema de la infancia y estaba en plena adolescencia!

Hará unos cuatro años, en Londres, fuimos a Hamleys, un verdadero paraíso para los niños, una juguetería enorme, me lo hubiera comprado todo, supongo que realmente nunca dejamos de ser niños y hasta ligué con un empleado de eso que hacen demostraciones, me preguntó de dónde era, qué poco inglesa debo parecer, y en mi poco inglés estuvimos hablando un poco, y no me digan que lo que quería era colocarme un juguete! Pero me pregunto qué debió ver en una chica de treinta y tantos :) que custodiaba un carrito de bebé. El tipo era bien guapo y mucho más joven que yo, qué le voy a hacer, le debía de recordar a su mamá...

Pues no sé qué me voy a pedir...voy a seguir mirando anuncios.

Aviso a Tanguito: cualquier comentario fuera de tono se destruirá automáticamente.

7 comentarios:

tanguito dijo...

http://www.myspace.com/patentedecorsario

MariPi dijo...

Me has hecho recordar, que durante algunos años, pedía la muñeca Mariquita Perez y tenia cada año la misma Gaetana con distinto vestido, pero creo que en fondo era ella mas bonita que la otra.

Hace poco hice una busca de fotos de ella.

Si non recuerdo mal, esta muñeca debio de ser originalmente de María Rosa o de Tere. Pregunta.

MK dijo...

Mis muñecos tampoco fueron nunca de marca, Emily...pero mi abuela tenia manos de hada como tú.De ella aprendí a tejer.Recuerdo uno que no sé porque inexplicable razón se llamaba Alfredito, un bebote de plástico, regordete y sonriente, luciendo jerseys de lana , patucos y bufandas hasta en pleno verano.Acabó operado de apendicitis por mi hermana pequeña, con la que me llevo seis años y un primo de su quinta que arrasaron con todo lo que no decidí salvar...y es que yo también era de las que rompen con su pasado no fuera a ser que no fuera la más moderna de mi pueblo...aisss. Me ha encantado este post , sister.
Pidete un sosias del dependiente de Hamley´s, y que te quiten lo bailado..

MK dijo...

...y dices que los cuarenta Madelman de tu hermano también quieren salir del armario?...hay que ver como está el patio...

violette dijo...

Jo vaig tenir un disgust quan els reis em van portar un nino que no havia demanat... tenia cara de vellet, però era un nen petit. Era italià i es deia Tonino. Portava una bata de quadrets vermells i blancs i texans. Ara que hi penso, s'assemblava a la muñeca
repollo... al final me'l vaig acabar estimant i tot.

el paseante dijo...

A mí una gótica-siniestra me tira 3.000 euros a la basura y su cresta va a parar al mismo sitio.

Dicho esto, me he partido de risa con este post.

Emily dijo...

Cualquier día de estos les abro la puerta del armario, y que salgan!
Violette, tonino havia de ser ben graciós.
Paseante, no llevaba cresta, solo un ligero crepado que me duraba poco.

 
Free counter and web stats