jueves, 27 de enero de 2011

IL CAMMINATORE DISPERATO






La sala donde se celebraba el juicio estaba abarrotada de gente. El aire acondicionado no funcionaba y las aspas de los ventiladores no daban abasto para renovar un aire que se hacía cada vez más irrespirable. De fondo sonaba una banda sonora: el vocerío fruto del nerviosismo de un público que esperaba con impaciencia el veredicto. El hombre al que se juzgaba era El Paseante. La víctima de sus fechorías, la encantadora vecina de Blogville, Emily. La mujer presentaba un aspecto abatido. Delgada, pálida y ojerosa. El aspecto del acusado también dejaba que desear. Permanecer entre rejas durante los seis meses en los que se le había aplicado la prisión preventiva antes del juicio, habían hecho mella en un cuerpo en que, antaño, había sido rotundo y joven. La envidia del mismísimo Veí de Dalt. Ahora, la víctima y el acusado apenas recordaban cómo la vida de ambos había tomado un camino sin retorno.

Todo empezó un 31 de enero de 2007. El Paseante le había preguntado a Emily si tenía blog. Como la intención de la mujer era seducirlo, inaguró uno. Aquí empezó su desgracia, y con ella la de El Paseante. Durante cuatro largos e interminables años, el caminante sin rumbo fijo alentaba a su aprendiz a escribir y publicar. Lo que empezó como un juego de seducción, acabó en un intento de asesinato y una novela negra. Para ella, él era su maestro. Y como decía Rosita, la abuela de Emily, “desgraciado el alumno que no aventaje a su maestro”. A día de hoy el futuro pintaba negro para El Paseante. Ahora esperaba, decaído, el veredicto y la sentencia.

El público que asistía al juicio estaba formado en su mayoría por mujeres. Emily las llamaba maliciosamente “bragas mojadas”. Tal era el efecto que causaba en ellas las publicaciones nocturnas de El Paseante en su cuaderno personal. Pero el blog del camminatore disperato corría un serio peligro si el veredicto era de culpabilidad…

EL juez sacó un pañuelo del bolsillo de su toga y secó el sudor de su frente. El jurado llevaba cinco horas deliverando. Cuando por fin se abrió la puerta de la sala contigua a la de juicios se hizo el silencio. Uno de los jurados llevaba en sus manos un sobre cerrado. El resto le seguía con la mirada puesta en el suelo. Aquello no presagiaba buenas noticias para El Paseante. El responsable de entregar la nota con el veredicto se acercó al juez. Éste se puso las gafas para ver de cerca, rompió el sobre y lo leyó. Dio tres golpes de maza e instó al público para que se levantara. Todo el mundo obecedeció. Todos menos Emily y El Paseante.

-Que el acusado y la víctima se pongan en pie –ordenó contrariado el juez.

Los dos se levantaron de sus asientos y se miraron en señal de despedida. El Paseante respiró profundamente y se dispuso a escuchar.

-¿Cuál es el veredicto? –preguntó el juez al jurado número uno. Él ya conocía la respuesta.
-Culpable, señoría.

Un largo murmullo recorrió la sala. El desconsuelo de las mujeres era perceptible. Dos de ellas se desvanecieron lo que provocó aún más el desconcierto en la sala. El abogado de la acusación felicitó a Emily con un abrazo y un beso en la mejilla. Era Miquele Fratello, apodado “el lince” por sus compañeros de profesión. Ella permaneció impasible. Todo había acabado.

-Paseante, le condeno a seis años de trabajos forzados en la isla de Nantucket. Se le privará de cualquier contacto con el exterior, de acceso a internet y se le negará cualquier contacto con mujeres hasta que demuestre signos de arrepentimiento. Si esto sucediera, se le revisará la condena siempre y cuando la víctima exprese su consentimiento para dicho fin.

El juez volvió a dejar caer la maza tres veces seguidas y dio por terminado el juicio.

El Paseante pensó que, si él fue un pequeño clavo, el martillo con el que le dieron debía ser de Sansón. Dos policías fueron los encargados de llevarse esposado al camminatore disperato. Cuando pasó junto a Emily, la miró. Ella hizo lo mismo y una lágrima furtiva recorrió su mejilla.

-Paseante, vendré a verte –dijo Emily entre sollozos. Sabía que si convencía al alcaide del penal de Nantucket, éste le dejaría tener un vis à vis con El Paseante. Y de paso le llevaría una pareja de periquitos para hacerle compañía. Con un poco de suerte podría acabar escribiendo un tratado de ornitología como Burt Lancaster en El hombre de Alcatraz.

El público fue abandonando sus asientos y en pocos minutos la sala quedó vacía. Sólo un hombre permanecía sentado sonriendo mientras se limaba las uñas de las manos.

-Has estado impresionante. Una actuación digna de Greta Garbo. La pobre y desdichada Emily…-dijo sonriente El Veí de Dalt a su chica. Él había contratado al “lince” para que se encargara de la acusación. Ahora ambos, con El Paseante en chirona, reinaban por fin en Blogville. El camminatore disperato ya era historia.

La pareja salió del edificio por la puerta de atrás con el fin de dar esquinazo a los buitres de la prensa. Subieron al auto negro que les esperaba en el callejón. Ya en su interior, Emily encendió un cigarrillo y exhaló el humo hacia el techo. Se arrellanó en el asiento y sonrió al nuevo rey. Éste puso una mano sobre el muslo de la mujer con la intención de ir subiendo poco a poco hasta alcanzar lo que tanto había ansiado. Llevaba demasiado tiempo esperando este momento. Pero Emily detuvo su gesto con un:

-Si has esperado cuatro años, unos minutos más no te supondran ningún problema. Espera a que lleguemos al hotel y te subiré al séptimo cielo…

Ya en la habitación del Regàs, el lugar ideal para proporcionar un alojamiento íntimo y discreto para parejas sedientas de amor, el Veí empezó a desvestirse. Emily le pidió que se dejara la ropa interior puesta, ya que le gustaba ser a ella quien se la quitara lentamente. Sabía que aquello hacía enloquecer a los hombres. Él la complació y se tumbó en la cama dejándose puestos los calzoncillos y la camiseta imperio con la que cubria su torso velludo.

-Tengo una sorpresa –dijo Emily con picardía-. ¿A que no adivinas qué le he quitado a uno de los policías?

Ella extrajo unas esposas de su bolso, se subió a horcajadas sobre el hombre y le ató al cabecero de la cama. El Veí se sintió indefenso y pensó que algo no andaba bien cuando ella se bajó del lecho, se sentó en el sofá de cuero y encendió con calma otro de sus pitillos. Unos golpes sonaron en la puerta.

-¡Abran a la policía!

Emily se dirigió a la puerta y abrió.

-Joder, has tardado. Un poco más y…

Miquele Fratello sonrió y la besó.

-Perdona, no encontraba aparcamiento para la moto y no quería entrar en el párquing con ella –el abogado dejó caer su casco sobre la cama y miró al infeliz que permanecía atado a ella. Ahora, con El Paseante y El Veí fuera de juego, él sería el nuevo rey de Blogville. Y Emily sería su reina.
Cuando se cerró la puerta tras ellos, dejándole abandonado, El Veí gritó:

-¡Paseanteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!

26 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Ya me imagino los buenos comentarios que vas a tener con esta historia, muy buena, me he reído a ratos.
Besitos

MK dijo...

Querida ,no sabes como me alegra tener de nuevo noticias tuyas .
Ningun aviso sobre este tumultuoso juicio había llegado hasta mi retiro espiritual de invierno.
Leo y compruebo no sin algúna sorpresa y regocijo que sigues como pez en el agua entre tanto maleante. Y es que las hay que nacemos para la vida contemplativa y las hay que siempre andareis al filo de lo peligroso , prohibido y extremo.
Esta en vuestra naturaleza...y esto es un don envidiable . Que si metes a uno en la carcel , que si esposas a otro a los barrotes de la cama y te montas de un brinco en el sidecar de un tercero sin pestañear ni que se te caiga la ceniza del pitillo..señor..señor..Esto es estilo !
Yo sigo aquí , en el convento de los Cartujos , meditando ,serenamente instalada ya en mis votos de castidad ,cultivando la lectura filosófica , purificando mi cuerpo con el ayuno y el agua de manantial...y con la penitencia más dura e inhumana que ni podrías imaginar en tus sesiones de peligrosas prácticas ..ya me entiendes...Porque puedo asegurarte que lo peor de lo peor SON LOS VOTOS DE SILENCIO!!!...
Cuidate querida y sigue deleitándonos con esos relatos de tu vida más allá del bien y del mal.
Te quiere:
Sor MK

Rita dijo...

Fent amics tu també... ;-)

Pais secret dijo...

Ui,ja em podia imaginar que quan estàs calladeta un temps alguna de grossa n´estàs perpetrant...ara, aquesta no me l´esperava.
Visto lo presente, no crec que acabi així, el pobre advocat amb sidecar es quedarà amb un pam de nas perquè aquesta Emily te un altre as a la màniga. I crec que es diu un nom molt rar...Nantunosequè...per allà hi té una llar de foc encesa, que ho sé jo.

Molt maca l´ària furtiva.

(Per cert, l´ Aigua del Carme que em van donar pel desvaneixement estava esbravada, comunica la convent que la reposin)

Nameit dijo...

Nada más empezar y ya estoy enganchada!

Emily dijo...

Gracias, tía. La que me reí fui yo cuando la pensaba y ayer escribiéndola :)
MK, coi quin comentari més llarg, tu vot de silenci??????Tu germana Mary Kate, fes bondat que ja em lies prou :P
Rita, que tot és broma, dona. En realitat aquest post és per celebrar que faré 4 anys de bloc si és que s'ha de celebrar alguna cosa, jiji.
País, això tindrà segona part. Ara he pensat en lo del vis a vis i els periquitos. Tenir insomni dóna per molt ;)L'aigua del Carme ja la duré jo, que va bé pel mal de dones, al menys ma iaia Rosita me'n donava jaja

Emily dijo...

Nameit, continuará :)

troyana dijo...

Emily,
em pensava trobar a Dash and Lilly(segona part) i mira tu que em trobe amb la colla de la globosfera...ja,ja,ja,ja,
sí,sí...molta broma....em pareix a mi que el Paseante desperta més d´una passió;)
Espere que l´historia continue,per cert.
bsts

fra miquel dijo...

Déus de l'Olimp!!! Aquesta dona és un perill!!
I dius que pateixes d'insomni? A veure que se t'acudeix fer amb el Miquele Fratello aquest!
Per cert, m'ha sorprès, jo el feia mes aviat republicà que no pas monàrquic... ;o)
Esperarem la continuació.
(Tindràs insomni, avui? je je)

PS: Si que és cert que en alguns llocs comença a ser difícil trobar aparcament per la moto

Emily dijo...

Troyana, que el Dash ja està acabat, ara tractant-se de mi, qualsevol cosa es pot esperar:)
Fra Miquel, cap perill, home. Vaig a veure si dono una mica de menjar al Veí que vaig pagar habitació per una setmana i vaig penjar el lletreret aquell a la porta de no molestar ;)

khalina dijo...

jajaja Emily. Quines idees!

Vigila amb Miquele Fratello!! O que ell vigili amb tu!... Vigileu tots dos! ;)

Emily dijo...

Amb Fratello he de vigilar si pujo a la moto. Ell amb mi, poquet ;)

El veí de dalt dijo...

A veure... tot això ja sé que és una "estratagema" perquè el tanoca del Paseante és pensi que tornaràs amb ell mentre està guixant palets a la paret del trullo on és. El Fratello aquest et durarà menys que un caramel al terra del pati d'una escola i el deixaràs en qualsevol barra de l'autovia de Castelldefels. Jo t'espero aquí tranquil·let perquè sé que aviat tornaràs. Les meves samarretes et pugen la líbido a mil i no et pots negar. I per cert...qui és aquest negrata de dos metres d'espatlla que entra a l'habitació? Un cambrer del Regàs? I perquè va en pilotes? I perquè em mira així? I perquè es toca...? I...no serà que...?
Emiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiily!!!

Emily dijo...

Viiiiiiiiiiiiiinc! Però espera que he perdut la clau de les manilles i m'ha d'ajudar Xurri que diu que sap obrir panys amb un clip. Primer farem una cerveseta, paciència!

el paseante dijo...

És una bona història. Ben escrita. Cada vegada domines més el gènere negre. Sé que tot és una conya sense malícia, i accepto la meva caricatura. Però no que anomenis "bragas mojadas" a la gent que em llegeix. Tots ens podem equivocar en un moment donat de les nostres vides, com m'ha passat a mi mil vegades (i més vegades que m'equivocaré). Rectificar és de savis. I tu ho ets.

Emily dijo...

Ui, quina por, Paseante. I espera que la gent que em llegeix em demana que continue, jeje. I jo sempre faig el que em demanen :P
A més t'he posat guapet a la foto...
No penso rectificar. A mi si em diuen braga mojada m'agrada. Més que gallina :$

Emily dijo...

Avui fa 4 anys de bloc! oleeee

MK dijo...

Quatre anys , ja???
Felicitats!!
quatre anys , verge santa , com`passa el temps !!

Pais secret dijo...

Per molts anys, Emily!

Felicitats.

Emily dijo...

Gràcies noies, sóc 4 anys més velleta però donaré guerra encara :)

fra miquel dijo...

Felicitats per aquest quadrienni de blog! Emily.
Està bé que continuïs donant guerra. Si si siii
Continua, no paris No!
besitos

El veí de dalt dijo...

És molt millor ser "braga mojada" que "slip ressec". I "ell" sap perquè ho dic.

PS Ah! I felicitats per la criatura. Segueixi fotent canya, sisplau.

Emily dijo...

Fra Miquel, no pares sigue sigue. Fins dissabte! Besitos. És clar Veí, ets dels meus. O braga mojada o directament sense. Gràcies, fotrem canya sempre que es pugui ;)
Fins dissabte?

el paseante dijo...

Moltes felicitats. Ja ets com el petit faraó Nil.

Emily dijo...

Gràcies, Paseante. El post era per donar-te les gràcies per aquests 4 anys. I tornar a ser nena :)

Pais secret dijo...

Emily, ets una marranota encantadora ;-)

 
Free counter and web stats