lunes, 20 de diciembre de 2010

LA ATRAPASUEÑOS


Ocurrió hace aproximadamente un mes y medio. Ya había anochecido y yo cosía una labor en el sofá, con la cabeza de Bruc sobre mi falda. Levanté un segundo la vista y vi cómo una sombra se movía en la terraza. “Imaginaciones tuyas”. Pero me inquieté. Me levanté y fui a ver. “Bruc, sal fuera y echa un vistazo”. El perro ni se movió. “Va, cobardica, sal” pero él continuó durmiendo. Encendí la luz de la terraza y ella aprovechó para colarse dentro del piso.
-Joder, hace frío aquí fuera. Has tardado en abrir…-dijo temblorosa.
Era ella. Desde el mes de mayo que no tenía noticias de ella. Vestía un jersey negro y unos pantalones ceñidos del mismo color. Parecía un gato.
-Has tardado en regresar. Pensé que ya no volverías –contesté a modo de reproche.
-¡Bah! Sabes que siempre acabo volviendo. Y más ahora, que se acerca la Navidad. Por cierto, das asco. ¿Te has mirado en el espejo?
-Tú también.
-Es que si tu adelgazas, a mí me ocurre lo mismo. Prepárate un té. Y líate un cigarrillo.
-Tendrá que ser una infusión. Elige entre frambuesa o melocotón. Ya no puedo beber té ni café. Por el insomnio…
-Lo que prefieras tu –contestó sentándose en el sillón colonial.
Me coloqué frente a ella dejando la infusión sobre la mesita auxiliar roja. Lié un cigarillo y lo encendí. Si yo exhalaba humo, ella hacía lo mismo.
-¿Qué te cuentas? –intenté entablar conversación, como si nada hubiera ocurido.
-Lo he pasado bien estos meses sin ti. Seguro que tú me has echado de menos, va, confiesa…
Encogí los hombros.
-Te echaba de menos en la playa. Se hace extraño caminar y no ver tu sombra reflejada en la arena. Pero ya me había acostumbrado. ¿Qué has estado haciendo?
-Me he dedicado a atrapar sueños. ¿Sabes a qué me refiero?
-Sé lo que es un atrapasueños. Un artilugio con cuentas y plumas que se cuelga en la cuna de un bebé y le protege de las pesadillas.
Me explicó que, cuando se cansaba de dar tumbos, buscaba una casa que le llamara la atención desde la calle. Entraba por una ventana y buscaba una habitación donde hubiera un niño. Se acostaba junto a él y velaba su sueño. Si la criatura lloraba, ella le soplaba en la oreja y volvía a dormirse plácidamente.
-Te sorprenderías si supieras en qué sueñan los niños…No siempre me acostaba junto a un bebé –empezó a reírse sin parar.
-Estás loca. Lo puedo imaginar.
Ella ignoró mi comentario y prosiguió.
-A veces, no encontraba ninguna cuna. Entonces buscaba por las habitaciones una cama vacía para descansar. Un dia presencié una discusión entre una pareja de jóvenes. Se acostaron juntos dándose la espalda, intentando hacer ver que dormían. Yo me puse entre los dos, disimulando mi risa y empecé a acariciar la nuca de ella con mi mano derecha. La mujer se hizo la despistada y me dejó seguir. Después, con mi mano izquierda le acaricié la espalda a él. Los dos se giraron y empezaron a besarse, buscando la reconciliación. Tuve que dar un salto y me escabullí.
-Te quedaste mirando, ¿a que sí?
Ella se tapó la cara con las manos y siguió riendo.
-Me quedé un momento, luego me fui al sofá. Cuando supe que habían acabado de hacer el amor, volví junto a ellos y me acosté. Esperé a que se durmieran y abracé al chico.
-Cómo eres…¿A quién importunaste más?
-¿Qué me pediste la última vez que me alejé?
-Que te pegaras a la sombra de lo que quise…¿Lo hiciste?
Me contó que un dia andaba aburrida y se dedicó a perseguir a las palomas de la gran ciudad. A una de ellas le arrancó una pluma y tuvo una idea. Le buscó, dio con él y se coló en su piso mientras él tendía la ropa en el balcón.
-No sigas –dije enfadada.
-Seguro que te mueres por saber cómo está.
No contesté y seguí con mi labor. Después de unos minutos, la curiosidad me pudo.
-¿Qué hiciste con la pluma?
Volvió a reír.
-Me acercaba a él por detrás mientras trabajaba. Me agachaba a su lado y le pasaba la pluma por la nariz hasta que conseguía que estornudara. Luego él decía en voz alta: “cachis, he vuelto a resfriarme…”
-¿Y qué más?
-A veces me aburría y me acostaba. Le esperaba leyendo algún libro. Cuando por fin venia a la cama, le miraba hasta que él conseguía conciliar el sueño. Sacaba la pluma y me dedicaba a acariciarle.
-Haces que me avergüence de ti…
-¿Por qué? Cuando él tenia pesadillas le soplaba en la oreja y se calmaba. Yo era su atrapasueños….
-Bueno, ya seguiremos mañana. Estoy cansada –me froté los ojos y me levanté del sofá.
-¿Puedo dormir contigo?
-Haz lo que quieras, pero no saques la pluma.
Ya en la cama, se abrazó a mí. Sonreí. Me echaba de menos, lo sé.
-La próxima vez no te coseré a mis pies. Usaré pegamento extrafuerte y te quedarás siempre conmigo.
-Olvidas que existe el disolvente.
La sombra bostezó largamente y se durmió. Aquella noche yo fui su atrapasueños.

26 comentarios:

Emily dijo...

Aquest post me l'ha inspirat el meu veïnet, el de dalt no el del costat. Per les paraules que parlen de mi, crec. L'he escrit per a que ja no tinguis més nostàlgia :)

El veí de dalt dijo...

Però qui t'ha dit que parlo de vós...? Aissh! Dones...! I ja m'agradaria ser una ombra fugissera i invisible, ja! Si en faria de malifetes...!

gatot dijo...

fa 23 minuts la he trobat a l'estanc; feia 6 anys que no la veia... i potser trigaré sis anys més a veure-la! o no...

Emily dijo...

Ai, Veí. Com sou, em dieu paraules boniques i després m'ho negueu :(
Bona la sombra, eh? és molt pitjor que jo...jeje
Gatot, jo he tardat menys, però tard o d'hora, se'n torna a anar.

Pais secret dijo...

Aquests peixos...sempre amb la doble personalitat!
M´ha encantat la conversa i me n´alegro que hagi tornat a casa i aquí.

un petó

Rita dijo...

A mi m'agrada que hagis tornat a escriure... :-)

Emily dijo...

Bona nit, noies. M'espera l'atrapasons entremaliada :)

Mari-Pi-R dijo...

Me siento feliz, veo que volviste.
Voy a tener presente el atrapasueños, crees que me va a ayudar a completar mis noches como un bebé?
Bonita historia.
Besito

Emily dijo...

Siempre vuelvo, como los turrones en Navidad. Si alguna vez veo un atrapasueños te lo mando. También me compraré uno :) Besito, MP:

La RaTeta Miquey dijo...

Quan pugis a la gran ciutat (gener com a molt tard) tens una espelma guardada per a tu. Amb unes amigues teves hem de fer-la cremar tot dient unes paraules i després atraparem somnis. De moment sembla que sense flama, les espelmes estàn donant el seu fruit: dos dels meus referents torneu a escriure i mira, aquest Nadal promet ser gaire bó, així que aquest petit regal em fa molta, però molta il·lusió.

Vindràs? em deus una tarda cosint somnis d'estiu, recordes?

Emily dijo...

Guardeu l'espelma que la cremarem al gener. Gràcies.
Sé que te la dec i tard o d'hora arribarà :)

fra miquel dijo...

Gràcies per tornar a escriure, Emily. Et trobàvem a faltar.
Tens una ombra ben trapella, Oi? Però lo important és que torna i et confessa les trapelleries.
B7s

Emily dijo...

Fra Miquel, lo important és confessar i la absolució. :P
Gràcies, guapo

MK dijo...

Si algún dia he d'escriure una carta d'amor a algú , vindré cap aquesta página , me la rellegiré de cap a peus les vegades que faci falta i després te la "fusil-laré" sense compasió.

Emily dijo...

Si algun dia necessites una carta d'amor te la fas tu, que ja en saps :P

Kaa dijo...

Que bonic, Emily!! M'encanta el to!! És un plaer llegir-te de nou...
M'encanta espiar-te.
:)

Emily dijo...

Hola, Kaa, benvinguda. M'agrada espiar i que m'espien :)

troyana dijo...

Estava cantat que tornaries a escriure,Emily i m´alegre molt que tornes amb aquesta història de l´ombra que fa de "atrapasueños".
Ja m´agradaría a mi tindre un atrapasueños que em lliberara dels somnis reincidents amb algunes persones que preferiex tindre lluny;)
bsts i bon nadal!

khalina dijo...

Com m'ha agradat la història d'aquesta ombra. La meva em fa bastant cas.

Bones festes!

Emily dijo...

Gràcies, Troyana, necessites un atrapasueños? :)Bon Nadal i besitos

Khalina, igualment. La història em va fer gràcia i la vaig escriure. Bones festes :)

troyana dijo...

Emily,des de fa uns díes que he posat un atrapasueños dalt del meu llit,per si de cas.....gràcies per donar-me l´idea:)
bsts

Emily dijo...

Mira que bé! jo de malsons no en tinc, només una mica d'insomni però després faig la migdiada :)

atikus dijo...

Non Nadal desde los madriles :-)

Juan Nadie

Emily dijo...

Bon Nadal, Juan Nadie, de parte de Juanita Nadie :)

el paseante dijo...

Un post molt tendre. I si no tenies ombra durant aquells mesos, com feies conillets i papallones amb les mans contra la paret?

Emily dijo...

Gràcies, Paseante. De tant en tant em deixo anar, com l'ombra. Normalment sóc més dura, ui si.
De quan dormia amb ma germanes a la mateixa habitació que no he fet ombres a la paret. Era divertit :)

 
Free counter and web stats