jueves, 12 de febrero de 2009

LOVE FOR SALE la continuación


Per a Joan


Cada primeros de diciembre la misma historia. La empresa organiza una cena para agradecernos lo bien que trabajamos y hacernos ver lo felices que somos trabajando para ella. Se supone que somos afortunados. Nos juntan a todos en una furgoneta mercedes vito como a unos imbéciles y nos llevan a un restaurante de La Pineda. Y acabamos en una discoteca con una fiesta organizada exclusivamente para sus trabajadores.

Este año he decidido ir conduciendo mi propio vehículo. Para ahorrarme la sórdida fiesta que viene tras a la cena. Solemos acabar bailando completamente borrachos y totalmente desinhibidos. En la mano, un vaso medio vacío cuyo contenido suele acabar directamente sobre la pista. Lo que contribuye a los resbalones y a las consiguientes risas de los colegas.

Cuando llega el momento del juego de las sillas, justo en ese instante, yo desaparezco. Para evitar que me toque el premio de la chica ligera de ropa sentada a horcajadas sobre mí y tener que explicárselo luego a mi mujer.

Este año han reservado la cena en una brasería situada en la carretera de la costa. Llego con el tiempo justo de buscar la mesa en la que se sientan mis compañeros y me limito a mirar con desgana el menú que ofrecen. Me decido por el solomillo acompañado de verduras braseadas. Justo en el momento que levanto la mirada para pedir mi cena a la camarera, la veo. Me ajusto bien las gafas para ver mejor y creo que es ella. Hace veinte años que no nos vemos. Se mueve con ligereza entre las mesas, cargada con tres platos en cada brazo, como si se tratara de la cosa más natural del mundo.

Está concentrada en su trabajo y no dedica ni una sola mirada a los clientes. Con suerte, no reparará en mí. Me sirvo una copa de vino y me dedico a observarla. Físicamente está igual o al menos lo parece de lejos. Quizás un poco más delgada de cuando la conocí. Lleva el mismo peinado corto que tanto la favorecía, sólo que ahora un ligero flequillo a la moda cubre su frente.

Apenas toco la comida. Aparto con el tenedor lo que me gusta de lo que no y acabo comiendo solamente la carne. Ya he llenado cuatro veces mi copa para estar preparado por si en una de sus miradas, sus ojos se cruzan con los míos y me reconoce.

Hace veinte años se bajó de mi coche y se despidió con un “te deseo toda la suerte del mundo, pero no vuelvas a llamarme nunca más”. Con una gran frialdad acabó la relación que había empezado nueve meses atrás. No intenté retenerla. Había llegado el momento que tanto temí y nada pude hacer para conservarla. Aún duele recordarlo y me sirvo otra copa.

La cena ha terminado y los compañeros de trabajo están impacientes por abandonar el restaurante y seguir la fiesta en la discoteca. Me escondo entre ellos cuando paso junto a ella y salimos al exterior. Intentan convencerme para que siga con ellos, pero yo me dirijo hasta mi coche y me despido con un “hasta mañana y divertíos”.

Pero vuelvo a entrar en el restaurante y hablo con el encargado. Le pregunto a qué hora suelen acabar sus empleados, pues espero a uno de ellos. El tipo se resiste a darme la información pero le convenzo sacando un billete de número elevado. Lo acepta y me cuenta que a eso de la medianoche y por la puerta trasera del restaurante.

Vuelvo al coche y lo dirijo hacia la parte de detrás. Esperaré a que salga. No pasa ni media hora cuando ella aparece. Saca unas llaves del bolso y se encamina hacia un utilitario. Introduce la llave en la cerradura del coche, arranca y yo hago lo mismo. Evito encender las luces y la sigo. Para mi sorpresa sólo conduce unos metros. Vuelve a aparcar bajo unos pinos, como si quisiera ocultar el coche. Yo hago marcha atrás y vuelvo al mismo lugar donde estaba. Desde allí puedo verla sin que ella me vea.

Pasan los minutos y enciende un cigarrillo. Ha bajado la ventanilla y veo salir el humo del tabaco. Sigue fumando, como veinte años atrás. Ahora abre la puerta del coche y se baja. Me sorprende su nuevo atuendo. Lleva una cazadora estrecha, una falda cortísima y unas botas que le llegan hasta medio muslo. Empieza a caminar hacia la carretera. Decido bajarme del coche y seguirla, mirando de no hacer ruido y que se percate de mi presencia.

Se queda de pie al borde de la carretera y enciende otro cigarrillo. Mi corazón empieza a palpitar desbocado. Corro hacia mi coche, arranco y salgo por la entrada principal del restaurante. Estoy temblando. Me dirijo hacia donde está ella, mirando que otro vehículo no se me adelante. Le hago las luces y me paro en el arcén. Ella me ve y se encamina hacia mi coche seductoramente, balanceándose.

Sólo espero que no me reconozca y que mi aspecto sea lo suficientemente diferente al de aquel chico que ella dejó veinte años atrás. Ahora echo de menos fumar un cigarrillo. Ella me sonríe y abre la puerta del coche. Ya no puedo huir. Lo que haya de ser, será.

26 comentarios:

fra miquel dijo...

Molt bona!
Que ve te n'has sortit Emily. La cosa queda entre vells amics!

khalina dijo...

Ohhh Emily, això enganxa eh? Has de seguir la sèrie please

el paseante dijo...

Hubiera escrito esta segunda parte de manera diferente. Pero me gusta mucho más la tuya. Tienes más imaginación que yo. Eres más creativa. Y tus textos tienen mucha fuerza. Si me permites un último consejo: sigue así.

Rita dijo...

Molt bo, Emily!! Com escrius, nena!! Et felicito!!

Ben enganxada que m'has tingut fins al final. Segueix així!!
Petons!

PS Més tard que el paseante ;-)

Eduardo Galván dijo...

me dejaste intrigado, qué mejor elogio te puedo dedicar! Espero que continue.

MK dijo...

Nena...vas a tener que dejar la aguja y coger más a menudo la estilográfica.
Creo, leyéndote ahora,que este mal de la escritura te debió atacar hace ya mucho tiempo ...pero nunca te habias decidido a soltarte del todo la melena. Séa lo que séa lo que haya hecho brotar la fiebre , bienvenido está.
Eso de la vida es un misterio...las cosas están ahí y acaban ocurriendo.
Ese debía ser su mejor momento.
Estoy orgullosa de tí ...sister!
Y no pierdas el hilo!

troyana dijo...

Che,el joan estará contento,segunda entrega de Love for sale,sútil y sugerente,sin ser excesivamente explícita,pones poco a poco las cartas boca arriba,es un relato intrigante ¿habrá episodio 1x03?
bsets

Emily dijo...

Fra Miquel, la idea de que ells dos es conexien la vaig pactar amb el Paseante. Ell havia de fer la part masculina i jo la femenina. Per raons que ja sabem, això ja no va ser possible, i vaig decidir tirar endavant tota sola amb la historia.

Khalina, quina feinada em doneu! Ja l'estic pensant. Tercera i última, eh? Gràcies

Paseante, sempre ens quedarà el dubte de com era teva historia. Encara tinc esperances de que reobres el bloc. Seguiré endavant i gràcies.

Rita, que no dormiu? Gràcies ;-)

MK, treballo amb les mans i em queda la ment lliure per pensar histories. Una cosa va amb l'altra. Gràcies sister, també tu em vas demanar que seguís amb el personatge.

Troyana, las cartas sobre la mesa? Las he puesto poco, la verdad. Voy a acabar como Balzac, escribiendo una novela por capítulos y a salto de mata. Gracias, ya estoy pensando en la tercera y última parte.

Emily dijo...

Eduardo, venga a ver esa intriga, quereis sexo o lo dejamos? ;-)

Un vell amic dijo...

Enhorabona, Emily. Com altres lectors estic intrigat per veure com acaba aquesta historia. En aquests temps que corrent de depresio i inseguretat sempre es bo que algú ens faigi volar amb la imaginació, i tu en ten's molta i la saps expresar molt bé. Ara tinc pendent per veure el final de True Blood i el de la teva "serie". I es que dels vells amics no ten pots fiar......

Un vell amic dijo...

Enhorabona, Emily. Com altres lectors estic intrigat per veure com acaba aquesta historia. En aquests temps que corrent de depresio i inseguretat sempre es bo que algú ens faigi volar amb la imaginació, i tu en ten's molta i la saps expresar molt bé. Ara tinc pendent per veure el final de True Blood i el de la teva "serie". I es que dels vells amics no ten pots fiar......

Emily dijo...

Ai vell amic! M'has fet somriure! Gràcies. El teu comentari m'ha fet feliç. Que passen els temps depresius i mirem de ser feliços. Farem una altra paella al teu mas?
;-) Que vingue l'estiu i el sol i la platja ens torne el somriure i la rialla.

Eduardo Galván dijo...

Emily la duda ofende, siempre un poquito de jadeo eleva el caché del cuento... y como respondía Woody Allen a la pregunta ¿El sexo es sucio? - Sólo si está bien hecho.

Creo que lo decía, pero tampoco te fies de mis palabras

jajaja

Emily dijo...

Eduardo, como decía Woody, la última vez que estuve dentro de una mujer fue cuando fui a ver la Estatua de la Libertad, más o menos.
Pero mi preferida, cuando Woody y Diane Keaton pasean al perro salchicha de ella y ella le dice: es el sustituto del pene. Te cuento que yo tengo un perro salchicha y siempre quise decirle la frase a alguien! jajajaja
Si escribo la tercera y última entrega, habrá sexo por compasión...

Mari-Pi-R dijo...

Como dice MK, creo que tendras que dejar la aguja y cambiar de rumbo profesional.
Hay un tercer capitulo ?, pues nos has dejado con intriga.

Un vell amic dijo...

Per la paella ens tindrem que esperar al bon temps. Pero avans "les tortosines" ens tenen que portar d'excursio a "Twin Peaks",a veure si trobem d'una vegada qui va matar a Laura Palmer. O potser trobarem l'hotel de "el resplandor" amb jack jugant a amagar.....

Emily dijo...

MP, ya estoy en ello, gracias!
Vell amic, per on cau Twin Peaks? Això que demanes sembla un joc de rol...

troyana dijo...

Emily: dejar la aguja y coger la estilográfica?válgame¿a qué te dedicas si no es indiscreción???
en cuanto a lo del perro salchicha...ja,ja,ja,ja,ja
ah! y por qué sexo por compasión en la tercera escena??no sería más estimulante de igual a igual??

Emily dijo...

Troyana! Ya te lo contaré...
Lo del perro salchicha es my bueno, sí,jaja
Lo del sexo por compasión me vino por la peli, mujer. Pero que sea de igual a igual, venga.

Tarta dijo...

Emily, ¿cual es la diferencia, segun Punset, entre la forma de seduccion de hombres y mujeres? Has hecho un comentario en otro blog que me ha dejado un poco desconcertado. No creo que tenga tiempo de leer a Punset, pero estoy interesado en su punto de vista. Feliz tarde.

Emily dijo...

Tarta, dicen que desconcertar es mi especialidad ;-) Haré un post y lo explico, te vale?

alatrencada dijo...

Quanta imaginació, mon Dieu! Anima't a escriure més capítols.

Emily dijo...

Aleta, fa dies que penso a veure com me'n surto, de moment rumio!

Violette dijo...

Rumia, rumia, que jo espero el punt de vista d'"ella" que és el que m'enganxa a mi.
Bravo, Emily!

Tarta dijo...

Me gusta el desconcierto. Y me vale cualquier cosa que hagas. Espero a tu post, entonces.

Emily dijo...

Violette, la part d'ella és sens dubte la més interessant. A veure com me'n surto. Gràcies!

Tarta, a veces soy contradictoria, pero muy pocas veces. Como buena piscis, nado hacia la derecha y casi al mismo tiempo hacia la izquierda.

 
Free counter and web stats