miércoles, 11 de febrero de 2009

ESPLENDOR EN LA HIERBA


aunque nada pueda hacer volver la hora
del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores,
no debemos afligirnos, pues encontraremos
fuerza en el recuerdo

Versos de la Oda:
Intimations of Inmortality de William Wordsworth

13 comentarios:

Eduardo Galván dijo...

imposible no recordar la gran película de Elia Kazan, con Natalie Wood y el incombustible Warren Beatty...

Rita dijo...

I en el futur i en les coses bones que encara ens ha de portar... :-)

Certament, impossible d'oblidar aquesta fantàstica peli...
Un petó, Emily!

troyana dijo...

Hermoso poema y también inolvidable película,sin embargo,Emily prefiero no encontrar la fuerza en el pasado,prefiero resurgir una y mil veces pero desde el ahora que es mi única certeza, un paso atrás ni para coger correrilla,no vaya a ser que me vuelva estatua sal...
un abraÇ

Emily dijo...

Eduardo, preciosa escena en la que Natalie debe recitar frente a toda la clase el poema. Su voz quebrada y sus lágrimas.
Rita, tenim un futur, certament! Un petó
Troyana, hay que vivir el presente y dejar atrás los recuerdos, pero a veces cuesta, no? No queremos ser estatuas de sal Un abraç

troyana dijo...

Emily,partiendo de que somos lo que somos por todo lo vivido hasta llegar hasta aquí,y también como resultado de todas las personas que pasaron por nuestra vida y dejaron su pequeña o gran aportación,quiero pensar que la fuerza está aquí y ahora,no puedo,no quiero,no me puedo permitir vivir de lo vivido,no sería más que un eco,un reflejo,una sombra...y sí,cuesta,más cuando tuvimos ese esplendor en la hierba,me consta que seguramente magnificado con el paso del tiempo y las jugadas de la memoria,pero ahí no acaba todo,y como diría Mercury: "the show must go on"....

Emily dijo...

Troyana, lo has definido perfectamente. Ça commence aujourd'hui!

Eduardo Galván dijo...

Qué bello diálogo, me permito aportar, que sí es cierto, el Hoy es importante, necesario, vital... pero el Ayer a veces se nos cuela y se empeña en recordarnos él en el hoy todo aquello que fuimos, será por eso que en la vejez caminamos tan despacio, porque la carga de los recuerdos nos es tan pesada?

troyana dijo...

pues yo espero ser una octogenaria muy ligera...

adolfo payés dijo...

Esplendor tus versos, que me cobijan con la ternura vida del poema..

saludos fraternos..


muy interesante tu blog..

un abrazo

Emily dijo...

Mmmm, Eduardo, espero como Troyana llegar muy ligera! O al menos que los recuerdos me sean leves y amables...
Troyana, lo dicho!
Adolfo, gracias y bienvenido! He visto en tu perfil que eres un artista total.

marcela dijo...

Gracias por tus visitas, así he conocido tu blog y te visito.
Vivir, soñar, amar, comer...y tal vez bailar.
Placeres gratis total.

Emily dijo...

Gracias a ti Marcela. Placeres gratis? Seguro?

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

El recuerdo hará que broten de nuevo los besos y las flores en el fin de los tiempos. Un saludo

 
Free counter and web stats