lunes, 19 de marzo de 2012

EL PIANO DE COLA



Bruc y yo solemos hacer el mismo recorrido todas las mañanas. Buscamos el sol en un paseo rápido por las plazas cercanas a mi calle. Empezamos por la del Diamant. Allí juegan tres bulliciosos bull dogs, ajenos a la gente que va y viene, como niños pequeños. Parecen hermanos. Bruc ni siquiera los mira, tan concentrado está por marcar territorio en todos los árboles, ruedas de coches y esquinas que vamos encontrando en nuestro paseo. Me armo de paciencia, mientras él tira de la correa y yo aflojo. A veces soy yo la que tira y él afloja. Como una pareja más.

Hoy, en el centro de la plaza de la Virreina, había un piano de cola. Una enorme grúa lo acababa de instalar, o al menos así lo he creído. Nadie lo tocaba y nos hemos cansado de esperar.

Después de comer hemos vuelto. Ya ni me acordaba del piano, simplemente errábamos sin rumbo para matar el tiempo. Una joven se había sentado frente al piano, concentrada en su labor de hacer volar la música entre los árboles para quien quisiera oírla. Me he sentado junto a una mujer que dibujaba un edificio. Después de la pianista un hombre interesante ha ocupado su lugar. Antes de deslizar sus dedos sobre las teclas del piano había dejado un libreto con partituras de música de Tom Waits. Por eso me ha parecido interesante. Mientras el pianista tocaba en mi imaginación aquella canción ideal para pedir perdón cuando se ha cometido una ofensa, la grúa ha encencido su motor para subir una nevera en lo más alto del edificio que unos momentos antes dibujaba la señora que había a mi lado. El ruido de la grúa ha apagado a todos los demás. Los de la gente que charlaba en las terrazas, los ladridos de los perros, los móviles que nunca callan…En mi cabeza había silencio. Mis pensamientos estaban en otro sitio. Me he levantado y he tirado de Bruc.

De regreso a casa, me he cruzado con una chica que bajaba una cuesta en bicicleta. Era mi hija. Cuando me ha visto me ha saludado con la mano mientras yo le mandaba un beso.

Una vez más tendremos que ir a París…

9 comentarios:

TRoyaNa dijo...

Emily,
quantes coses interessants que vos passen a tu i al Bruc a la ciutat!!!

per favor,la música m´ha desarmat per complet,dis-me per favor qui es,que la buscaré...
Bsts

Emily dijo...

Troyana, la ciutat dóna de sí :)
La música és la cançó de la que parlo per demanar perdó: Tom Waits, I beg your pardon. Baixa't la bso de Corazonada de Coppola.

fra miquel dijo...

Durant no sé quants temps, a tots els barris de Barcelona posen un piano de cua per que el toqui qui vulgui (i en sàpiga... cal apuntar-se a una llista d'intèrprets) Un dia a cada lloc.
Ho organitza l'ajuntament junt amb escoles de música i suposo que altres entitats.
A Horta el posen dimecres a la plaça Eivissa ;o)
Espero que el Bruc no volgués deixar marca de territori a la pota del piano...
En un país més civilitzat no hauria succeït lo de la grua. Els gruistes haurien esperat a que acabéssin de tocar el piano...com a mínim!
B7s, preciosa

el paseante dijo...

Això ja ho tenen les ciutats grans. Cadascú va a la seva. En un poblet com el meu, plantes un piano a la plaça de l'ajuntament i s'atura tot perquè allí no hi passa mai res. M'ha agradat el post, com m'agrada la BSO de "Corazonada" i la peli.

PD: Algú va deixar ahir una bosseta amb caca de gos a la paperera de davant de casa. Quan trobi el/la culpable em sentirà.

Emily dijo...

Fra Miquel, em va doldre lo de la grua, en fin...és xulo lo del piano. besitos
Paseante, tens raó. Canvia't de barri, per exemple Pedralbes, serà raro que trobis caques de gos a les papereres, més que res perquè la gent dels barris alts no les recullen. La culpable potser era jo

Anónimo dijo...

Que xales en la càmara nova...
un Madrileño...
http://patentedecorsario.blogspot.com.es/

Pais secret dijo...

Mentre ho anava llegint anava imaginant l´escena des de fora, no des del banc on us assèieu el Bruc i tu.Llàstima de grua que ha desfet l´encanteri, perquè la imatge era un poema. Dels bons, que consti.

Jo ja fa temps que penso que he de tornar a París, però no arriba ;-)

Cris (V/N) dijo...

Et vinc a deixar un petó, avui és dia de buscar els blocs perduts, un gust haver-te conegut reina :) muacks!
Per cert.... sempre ens quedarà Paris!

Joana dijo...

Amb els teus escrits és com viatjar a París o a qualsevol ciutat on als carrers hi ha música, bancs, biccletes, gossos i persones. Observar la vida sense afegitons :9
un plaer conèixe't

 
Free counter and web stats