viernes, 14 de octubre de 2011

BELL, BOOK AND CANDLE








Hoy se han terminado los siete días de vacaciones con los que me había premiado después de muchos meses sin parar. La jornada de hoy ha empezado con la visita anunciada del electricista argentino que venía a cambiar el telefonillo del portero automático. Le he abierto con Bruc en brazos para que supiera que mi hija y yo tenemos un hombre en casa. Fiero y mordedor, por si acaso. Pero cuando he visto que el individuo era guapo me he arrepentido de no haberle encerrado. Es un espanta hombres.

Después de pasear por el barrio a la salchicha que tengo de perro, he vuelto a casa con pocas ganas de trabajar. He hecho la colada, he planchado y cuando ya había disimulado lo bastante para evitar ponerme manos a la obra, he subido las persianas venecianas que nos aíslan de las miradas de los vecinos de enfrente. Aprovecho cualquier excusa para fumar mientras contemplo el patio comunitario y de paso espiar a la familia disfuncional que vive enfrente. Lo de la familia disfuncional son palabras de mi hija. Hoy parecían calmados, quizá porque es viernes.

He esperado un ratito por si aparecía ella, la vecina que vive justo debajo de la familia disfuncional. Me fascina. Suele vestir una bata cruzada de seda, como la que vestía en mi imaginación a Lillian Hellman en Dash y Lilly. Azul y estampada. Es pelirroja y ata sus cabellos con un moño suelto. Me recuerda un poco a una vecina de Blogville. No sé a qué dedica pero lo intuyo. De vez en cuando suena un teléfono –ahora con las ventanas abiertas por culpa de esta primavera de invierno que se resiste a dejar paso al frío se oye todo- se sienta en la mesa de la cocina, se pone unos auriculares y baraja unas cartas de tarot. Suele utilizar el método de la cruz celta. Asiente de vez en cuando sin dejar de mirar una sola vez las cartas que momentos antes ha extendido sobre la mesa de madera. Las tiradas suelen durar una media hora y según lo que debe preguntar su interlocutor o interlocutora, las extiende en tres montones. ¿Izquierda, centro o derecha? debe de preguntar. Luego se quita los auriculares, se levanta y pone una olla al fuego. La consulta ha concluido. Parece que vive sola y no tiene gato, raro en una tiradora de cartas. Supongo que os preguntáis por qué sé lo de la cruz celta y lo de los tres montones de cartas. Pues porque he visto a mi amiga la Bruji hacerlo miles de veces frente a mí.

A veces le regalo alguna canción de Cole Porter. Y ella mira curiosa por la ventana para saber quién escucha la misma música que a ella le gusta. Desconoce que es su vecina de enfrente, pues me escondo detrás de las persianas venecianas que me aíslan de los vecinos. Sólo me muestro cuando tiendo la ropa y entonces apago la música para que no descubra que soy yo quien le regala las canciones.

Me gustaría saber cuál es su número de teléfono y hacerle una llamada. La conversación sería seguramente así:

-Hola, soy Violette. ¿En qué puedo ayudarte?
-Quisiera preguntar por el amor.
-¿Con alguien en particular?
-No, no hay nadie.
-Dime qué signo eres.
-Piscis.
-Bien, piscis. Concéntrate y no me cruces las piernas.

Le hago caso, las tenía cruzadas. Mientras ella baraja yo aprovecho y lío un cigarrillo para relajarme. Alejo a Bruc con una suave patada de debajo de la mesa. He olvidado esconderle la pelota para que no importune. Bruc es más rápido que yo y se aleja con la pelota en la boca. Se sube al sofá y aprovecha para dormir un ratito. Oigo la respiración de la tiradora de cartas pelirroja.

-Bien, piscis. Estarás sola poco tiempo. Las cartas me muestran un rey de copas frente a ti. Calculo que para el mes de diciembre tu vida habrá cambiado completamente. Volverás a ser feliz junto a ese hombre que entrará en tu vida por casualidad. Llámame dentro de mes y medio y me lo confirmas. ¿Deseas preguntarle alguna cosa más al tarot?

Le respondo que no. Me quedo pensativa y le doy las gracias. Me cambio de ropa, ato a Bruc con la correa y salgo a pasear para ver si me cruzo con el rey de copas en alguno de mis paseos. Porque como suele decir mi madre, en casa sólo viene el butanero. O algún electricista argentino, le contestaría yo…

15 comentarios:

fra miquel dijo...

Espero que trobis al teu Rei de copes... encara que ara mateix seria més pràctic trobar clientes que t'encarreguessin vestits de núvia i vànoves .
Es clar que, si com diu la teva tiradora de cartes, per casualitat et creues amb un "REI" però dels de veritat, potser et lliuraries de treballar...
Petó

Violette dijo...

Cada dia escrius més i més bonic, Emily. Els aires de la ciutat et senten bé.

Per cert, no tinc ni idea de a quina veïna de Blogville et pot recordar la teva veïna...

Emily dijo...

Fra Miquel, que poc romàntic ets, home! que no és bonic enamorar-se i pensar que si es mor una planta, no passa res? :P
a veure si trobo el rei de copes i em retira :) petó

Emily dijo...

Violette, al mateix temps! la veïna em recorda a la dona valenta que es va oferir per fer de cadàver a D&L ;)

Mari-Pi-R dijo...

Cada día te veo mejor instalada, ya con todos los cotillos de los vecinos, el argentino apuesto, en fin espero que encuentres al rey de copas y sigue los consejos de Fra Miquel.
Besets

Emily dijo...

Otra práctica, grrr. Gracias, tía, estoy feliz y animada para escribir. Hasta os hartareis de mí. Y ya busco! pero aqui tenemos crisis...Besitos

el paseante dijo...

Permet-me tres consells d'expert tarorista (el sabia tirar molt bé, de veritat -en plan passar l'estona, eh?).

1. Deixa d'espiar els veïns i surt al carrer. Pensa que vius en una ciutat meravellosa.
2. Troba't guapa (que ho ets) i segura de tu mateixa, mentres li fas sorollets amb la llengua al gosset perquè es comporti.
3. No miris a ningú. Mira dins teu i agrada't. Llavors et mirarà un rei de copes.

Si vols saber més coses, truca'm a aquell 806... què et vaig dir.

el paseante dijo...

Ah! I fes-li cas al frare que és un home savi.

Emily dijo...

Els teus consells ja els aplico, Paseante
1. Ja surto, sola, amb Bruc o amb companyia.
2.Que sóc guapa, ja ho sabia. M'ho diu l'espill tots els matins. Sempre li pregunto, en plan bruixa de Blancaneus.
3.M'agrado. A aquestes alçades de la vida, si no m'agrado, anem malament.
I ja que t'agrada donar consells, te'ls apliques tu? pantera

Ja li faré cas al Frare. Però la gent ja no es casa, per tant puc fer pocs vestits de núvia. Que em vols encarregar una manta de patch? Segur que amb els 806 guanyes pasta....

Ada dijo...

Pues yo a esta tarotista telefónica la veo muy rápida para lo que es el negocio...nada de promesas y expectativas: todo ocurre cuando tiene que ocurrir y es mejor no saberlo antes.

Pais secret dijo...

Tant amb veïnes bruixotes com amb electicistes argentins aquí tens tema per estona, no ho desaprofitis.
Per escriure , vull dir.

I per viure...posa´t el mundo por montera, que amb rei de copes o sense te´n sortiràs.

I si per casualitat te´l trobes, almenys que siguin plenes de bon vi les copes ;-)

El veí de dalt dijo...

Com es nota que els aires de la ciutat t'inspiren! Podries començara fer una novel·leta de les teves que s'intitulés "Veïns des de la finestra"...

Pensa que a ciutat hi ha molts reis de copes que s'ho creuen; amb promeses d'amor etern. Vigila i escull amb encert... I molts homes llop que Passegen a la recerca de belles incautes (amb gosset).

PS D'aquí un mes i mig és Nadal. Un temps per la nostàlgia... Tant de bo et veiem (i et llegim) amb un somriure.

Mortadel·la dijo...

Vinc de rebot. De casa el Paseante.
M'has deixat parada. Quin bloc més bonic que tens. M'agrada tooooooooooot!
I mira, amb aquesta cançó marxo encara més contenta. Marxo ballant!

Gràcies, EmilY.
M'has alegrat el dia!

Mortadel·la dijo...

Peixos tenies que ser! Igualeta que el meu germà prefe.

La RaTeta Miquey dijo...

jo espio als meus veïns darrera les cortines transparents. Tanco els llums per així veure més clarament, les ombres de les seves siluetes... sóc molt mala veïna, sols miro i no deixo mirar... i m'hi tiro hores... m'agrada taaaant.

L'única desgràcia és que no tinc tarotista. Però segur que si fos tant guapa com la que descrius i fos home, me la lligaria. O a tu. Últimament trobo que hi ha massa preciositat suelta per la ciutat.

 
Free counter and web stats